Difference between revisions of "Germán Pardo García"

(Importe automatico)
 
m (1 revisión importada)
(No difference)

Revision as of 18:39, 21 July 2017


Germán Pardo García
Información
Nombre Germán Pardo García
Fecha de nacimiento 1900-01-1900:00:00
Nacionalidad Colombiano
Ocupación Escritor - poeta
Ciudad de nacimiento Choachí
País de fallecimiento México
Ciudad de fallecimiento Ciudad de México
Fecha de fallecimiento 1991-08-23 00:00:00
Images


Poeta nacido en Choachí, Cundinamarca, el 19 de julio de 1902, muerto en Ciudad de México, el 23 de agosto de 1991. A temprana edad, Germán Pardo García fue llevado a vivir a Ibagué (Tolima), y es por eso que erróneamente se cree oriundo de esta ciudad. Desde joven se inició en la publicidad, actividad que desempeñó profesionalmente toda su vida. Perteneció a Los Nuevos, junto con José Umaña Bernal, Rafael Vásquez, Octavio Amórtegui, Juan Lozano y Lozano y Alberto Angel Montoya. Sobre las influencias que el movimiento modernista alcanzó en Colombia, Rafael Maya afirmó, en Los orígenes del modernismo en Colombia, que la influencia del modernismo en nuestro país no terminó en los centenaristas, sino en Los Nuevos. Según análisis de Maya, Pardo satura su lirismo con un profundo sentido panteísta del paisaje, antes de lanzarse a las exploraciones cósmicas.

Se podría dividir la extensa producción de Pardo García en dos etapas. La primera que se ciñe a formas y temas tradicionales. La segunda, en la que se han encontrado audacias expresivas, incorpora un nuevo vocabulario y difusas materias de las ciencias y de la agitación contemporáneas. O reitera visiones de abismos con metáforas cósmicas. Aunque no compartió mucho tiempo el ambiente ni las preocupaciones intelectuales de Los Nuevos, se le ubica entre ellos por haberse iniciado como poeta en los orígenes de este grupo. Según sus palabras: La misión del poeta es hoy más que nunca conciliadora; así interpreto yo, en mi modesta escala, mi destino. Mi tarea quiere ser constructiva. Como ser abismado en la grandeza del canto, tengo la obligación de creer en que el destino de la humanidad es afirmativo y quiero ser partícipe en la preparación de los futuros saltos.

Pardo García era un hombre preocupado y obsesionado por la muerte, tema que aparece con frecuencia en su poesía. Desde 1932 se instaló en Ciudad de México, donde realizó la mayor parte de su obra. A lo largo de su vida escribió más de cuarenta libros; editó, en los años cuarenta, la revista Noticia de Colombia, y después, por varias décadas, la gaceta Nivel. Uno de sus trabajos más representativos es U.Z. llama a1 espacio (1954), mensaje sin esperanza, posición escéptica del hombre frente al futuro de la humanidad; poesía desesperada, donde toma elementos cotidianos y de la ciencia. Voluntad, de 1930, es el título inicial del modo que va a prolongarse hasta Los sueños corpóreos, de 1947.

Dentro de él y su estirpe modernista, sus desolaciones y sus idolatrías, se rescatan, por la dignidad del lenguaje, los sonetos de Presencia (1938). Según Fernando Charry Lara, no obstante el común legado, la voz de Pardo es ya diferente a las que por entonces se escuchaban en Colombia. Más tarde, a partir de Poemas contemporáneos, de 1949, los motivos son los horrores de la guerra, la crueldad del mundo moderno, el llamado a la paz universal y la protesta contra la general injusticia. La intención es encomiable, pero no tanto los resultados [...] Los poemas de Pardo se resienten de verbalismo, aliento discursivo, opacidad, sin que asome en ellos el otro lado invisible de los seres y de las cosas que aspiramos siempre a descubrir en la poesía. Contrariamente, Andrés Holguín dijo de Pardo García: Este poeta múltiple posee una hondísima sensibilidad. Ha habitado muchos mundos, sucesivamente, que él ha expresado fielmente en sus versos.

Poesía, a la vez, de profundo contenido y de perfecta arquitectura. Es un cantor que, auténticamente, se ha planteado los eternos problemas del hombre [...] Nos lega unos cuantos poemas, perdurables, de punzante angustia; unas cuantas estrofas donde fulgura el recóndito misterio de lo poético [...] Germán Pardo García, en mi opinión uno de los mejores poetas colombianos, no tanto por sus cuarenta libros de versos dispares, sino por un puñado escaso de poemas emotivos, angustiados, doloridos, muy puros.

Un ejemplo de síntesis poética, con el "ritornello" de su angustia, es el breve poema titulado "Tempestad": En la dulce magnolia cotidiana/ y en el candor de su simplicidad/ han tocado mis dedos muchas veces/ la tempestad./ En el agua de espíritus serenos/ y piedras en su limpia oscuridad,/ he escuchado en las tardes más hermosas/ la tempestad./ En el fresno que me abre sus maderas/ como un hombre que brinda su bondad/ al ir a reclinarme he presentido/ la tempestad./ En los ojos de todas las criaturas,/ en toda pequeñez o inmensidad,/ ha encontrado mi alma frente a frente/ la tempestad./ Vendrá el silencio de absolutas formas,/ descenderé a la múltiple unidad,/ y todavía escucharé en e1 polvo/ la tempestad. Otros libros de Pardo García son: Los júbilos ilesos (1933), Génesis (1974), Mi perro y las estrellas (1974), Himnos a 1a noche (1975) y El héroe (1975)

Bibliografia

Parientes

Citas dentro del texto

Enlaces externos