Difference between revisions of "Santiago S. J. Páramo"

(Importe automatico)
 
m (1 revisión importada)
(No difference)

Revision as of 18:39, 21 July 2017


Santiago S. J. Páramo
Información
Nombre Santiago, S. J. Páramo
Fecha de nacimiento 1841
Nacionalidad Colombiano
Ocupación Eclesiástico - pintor
Primaria Colegio San Bartolomé
Ciudad de nacimiento Bogotá
País de fallecimiento Colombia
Ciudad de fallecimiento Bogotá
Fecha de fallecimiento 1900-01-15 00:00:00
Images


Sacerdote, pintor y muralista nacido en Bogotá en 1841, muerto en la misma ciudad, el 15 de julio de 1915. Santiago Páramo Ortiz se educó en el Colegio de San Bartolomé hasta 1850, fecha en que los jesuitas fueron expulsados del país por el general José Hilario López. Completó sus estudios humanísticos en un colegio privado. Cuando en 1858 se autorizó el regreso de los jesuitas al país, Páramo ingresó como novicio. Tres años después, los jesuitas fueron nuevamente expulsados por el general Tomás Cipriano de Mosquera y se asilaron en Guatemala. Allí, el padre Páramo comenzó a demostrar su habilidad para la pintura y su especial interés por la arquitectura, a cuyo estudio dedicó buena parte de su tiempo. En materia artística el padre Páramo fue autodidacta, obtuvo sus conocimientos a través de libros en los que las ilustraciones eran muy escasas.

En Guatemala realizó una monumental estatua de San Luis Gonzaga, en yeso bronceado, y elaboró decorados para representaciones teatrales. A1 poco tiempo la situación en Guatemala se complicó y los jesuitas fueron nuevamente expulsados. En 1871 consiguieron refugiarse en Nicaragua; se radicaron en León, la capital, y allí, el 24 de diciembre de 1871, Páramo fue ordenado sacerdote. Paralelamente a su misión apostólica, se dedicó a reconstruir una vieja capilla que les había sido dada como parroquia. Hizo los planos de la fachada y elaboró algunos retablos para su decoración interior. Poco antes de que los jesuitas fueran expulsados también de Nicaragua, el padre Páramo viajó a Costa Rica y se estableció en la ciudad de Cartago.

En 1876 construyó la iglesia de San Vicente y la adornó con algunas de sus pinturas. Regresó a Colombia con sus compañeros jesuitas a finales de 1883, y se instalaron en el convento de La Presentación. Tres años más tarde, con el triunfo del conservatismo, retornaron a los claustros de San Bartolomé. El padre Páramo participó con la obra Virgen de Belén en la exposición de 1886, y ganó un diploma de primera clase. A1 año siguiente participó nuevamente, y obtuvo el primer premio en dibujo. En 1889, fue nombrado profesor de la Escuela de Bellas Artes, pero tuvo que retirarse por no poder utilizar en sus clases modelos desnudos. El padre Páramo se dedicó, entonces, a la decoración de la iglesia de San Ignacio y de su antigua sacristía, la capilla de San José.

Elaboró para la iglesia un Vía Crucis, inspirado en algunos grabados franceses de la época; retocó las pechinas de la cúpula de Gregorio Vázquez de Arce y Ceballos, que estaban totalmente deterioradas; para la capilla de San José, diseñó y ejecutó en el estilo propio de su época la totalidad de la decoración; y cubrió todos sus muros con pinturas de dimensiones nunca antes vistas en nuestro país. Todo este trabajo lo realizó entre mediados de junio de 1886 y abril de 1889. Esta obra, con su conjunto de elementos arquitectónicos y pictóricos, es una de las más impresionantes realizaciones de la pintura colombiana a finales del siglo XIX.

Bibliografia

Parientes

Citas dentro del texto

Enlaces externos